El Caso Senniaf puso en evidencia todo el espectro de instituciones fallidas que tiene el pais, empezando desde la cabeza el Sr. Presidente Nito Cortizo.

Con la sorpresiva renuncia del Procurador de la Nación, Eduardo Ulloa ha traído una serie de supuestas razones por la cual se dio la renuncia el 24 de febrero de 2021, siendo efectiva el 1 de marzo de 2021.

Esta renuncia se da frente a la denuncia de abusos en albergues que estaban bajo la supervisión del Senniaf.

Ente los casos que estaba bajo la administración de Ulloa, estaba el Caso Odebretch, Pinchazos, New Business, Blue apple y todas las denuncias de corrupción del Gobierno de Nito Cortizo, entre otros.

Aparte de la escueta nota de renuncia y video que dice lo mismo no da razones de peso de su salida. Si recibió algún tipo de presión es el deber de Ulloa hablar alto y claro, buscar apoyo en la ciudadanía para trabajar con independencia y dejar al descubierto que estaba recibiendo presiones.

Muchos indican que esto es fuerte golpe a la institucionalidad que ya se encuentra en cuidados intensivos y muchos como yo pensamos que es una oportunidad de oro para presionar y lograr un procurador que cree fiscalías especialidad para investigar este y otros temas que requieren urgentes acciones donde se mande un mensaje de Justicia y Estado de Derecho. Necesitamos en ese puesto un hombre o mujer valiente que no tema enfrentarse a nadie para lograr perseguir el delito y llevarlo a justicia panameña.

El pueblo por otro lado no para de salir a las calles de todo el pais para exigir justicia, exigir imputados y lista de los albergues que cometieron delitos contra nuestra niñez. Cada día mas crece el descontento frente a un presidente reactivo que no termina de constituir como un líder nacional, en su lugar muestra su apatía con las denuncias y lo etiqueta de chisme o ataque infundado.  

Hace unas semanas nos pedía pruebas de los supuestos actos de corrupción, nepotismo, extralimitación de funciones u omisión, pero aun así ha demorado para hablar y realizar actos contundentes.

No hemos tocado fondo, llegamos al infierno, un infierno donde no gobierna nadie, un infierno donde se abandonaron a los niños, donde 1,200 niños, niñas y adolescentes el Estado les fallo una y otra vez.

Una sociedad en medio de una pandemia, sin empleo, sin ingresos, con restricciones no aguanta mucho más. Aquí donde muchos niños día a día aun con sus padres viven en extrema pobreza y pobreza, donde la buena educación aun es un privilegio, donde los servicios básicos son cada vez más deficientes. Donde la clase media mantiene la clase burócrata de este pais y cada día se le exige más impuestos, sin ningún tipo de apoyo. ¿Lo peor? si alzamos la voz no hay nadie que nos escuche.

Por esto y más se le hace un llamado al ejecutivo que, en lugar de hacer esfuerzo con un pacto de gobernabilidad disfrazado de pacto del bicentenario, llame a una constituyente paralela tal cual lo indica la constitución en el artículo 314:

“ARTICULO 314. Podrá adoptarse una nueva Constitución, a través de una Asamblea Constituyente Paralela, que podrá ser convocada por decisión del Órgano Ejecutivo, ratificada por la mayoría absoluta del Órgano Legislativo, o por el Órgano Legislativo con el voto favorable de dos terceras partes de sus miembros, o por iniciativa ciudadana…”

El Caso Senniaf empezó abrir la caja de pandora, de nosotros depende que abra toda y no se cierre, todo se tiene que saber y todo tiene que cambiar.

Angie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: